viernes, 14 de febrero de 2014

Tarta para Garoé de Pocoyó y vídeo paso a paso de como hacer a Pocoyo

Garoé cumplió su primer añito el primer domingo de Febrero. Su mamá quería que tuviese una tarta muy especial para ese gran día, una tarta en la que no podían faltar dos detalles imprescindibles, Pocoyó y el "árbol sagrado Garoé" y aquí os enseño el resultado:



Yanira, la mami de Garoé, me dijo que quería la combinación de árbol, agua y Pocoyo en la primera tarta de su niño y que se fiaba totalmente de mi para que los combinara. Tras varios emails me dijo que su idea era una tarta blanca con un gran árbol subiendo por los laterales de la misma y de cuyas hojas cayesen gotitas, en la cima de la tarta Pocoyó y todo ello sin olvidarnos del nombre del niño, pero que solo era una idea y que me dejaba total libertad para que hiciera lo que yo quisiera, pero la verdad es que la idea me encantó, ¡y eso fue lo que intenté hacer!



El nombre del cumpleañero es de origen canario, para ser más exactos es bimbache (antiguos habitantes de El Hierro). Garoé era su "árbol sagrado", sus grandes hojas eran  capaces de atrapar y destilar el agua de la niebla, agua que utilizaban para el día a día, de ahí su gran importancia. Tal ha sido su relevancia que hoy en día el escudo de la Isla de El Hiero cuenta con un árbol del que caen gotitas. 

¡Y claro!, teniendo un nombre tan representativo su mamá quería que se viera reflejado en su tarta, ¡un gran árbol del que cayesen gotas!



Pero como Garoé no deja de ser un niño, a la imagen del árbol quería sumarle algún detalle infantil, algo que nos recordase que la tarta es de un niño que cumple su primer añito, y ese algo no podía ser otro personaje que Pocoyó.

Así que este fue el resultado:



Su árbol, un gran árbol del que caen gotas y que dan cobijo al nombre del cumpleañero, con flores de color azul y amarillo como los de los personajes que presiden la tarta, y que como es tan grande tiene en una de sus ramas un columpio, y que combinan con las galletas que también le hice a Garoé para su cumple y que os enseñaré más adelante.




En la cima de la tarta Pocoyó y Pato. Aunque Yanira me pidió solo a Pocoyó me pareció que este no debía ir sólito al cumple, así que va acompañado de uno de sus mejores amigos de travesuras, Pato.



Si queréis ver un paso a paso de cómo modelé a Pocoyó os dejo aquí un enlace:

Como a un cumpleaños no se debe ir con las manos vacías llevan también su regalito.



Ambos amigos están cansados pero muy orgullosos de haber plantado el árbol que está en el centro de la tarta, 



para ello se han ayudado de la pala que Pocoyó tiene en una de sus manos, y tras plantar el árbol y con la ayuda de la regadera, le han echado sus primeras gotas de agua.





Ahora os preguntaréis que porque los he puesto plantando un árbol, la respuesta es muy sencilla, y es que la mami me contó en uno de los emails que pensaban plantar y apadrinar un árbol el mismo día del cumpleaños, ¡precioso! ¿verdad?. ¡Algo tan bonito tenía que verse también reflejado en la tarta!



La tarta estuvo muy bien acompañada por otras delicias en una gran mesa de dulces que organizó la mamá, en la que la representación del árbol no faltó, ¡preciosa!



Fue una gran satisfacción cuando al recogerla vi que gustó mucho y que cumplí con las expectativas que habían puesto en mi, pero lo que más me gustó fue cuando la mami me mandó un whatsapp para decirme que había volado, jejeje.

Os pongo fotos de otros ángulos de la tarta:






Bueno, pues esta fue la tarta que hice con mucho cariño para Garoé, y que... ¡me encantó hacerla! 



Muchas gracias Yanira por confiar en mi para un día tan importante.

Besos, Yoly.


¿Te ha gustado? Pues si no quieres perderte ninguna novedad puedes seguirme vía email, facebookInstagramTwiter o incluso hacerte seguidor de mi canal de Youtube y ser de los primeros en ver mis vídeos. ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. Muchas gracias Yolanda por hacer una tarta tan especial para el primer cumpleaños de mi pequeño Garoé. La tarta fue el resultado de una combinación perfecta: el origen del nombre de Garoé, la animación infantil con Pocoyó y Pato y la plantación. Cuando la vi me pareció perfecta, pero cuando me fijé bien en el detalle de Pocoyó con la regadera y la pala y el arbolito recién plantado me emocioné, ¡no podía ser más perfecta y original! Pero ya cuando la probamos nos encantó aún más. Conclusión, ¡perfecta y deliciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro mucho de que os gustara!, ¡ya sabes que fue un placer hacerla!, Muchísimas gracias por confiar en mi.

      Eliminar